Mes: noviembre 2014

Vinos orgánicos: Vinos producidos con un empleo restringido de dióxido de azufre.

Posted on Actualizado enn

so2
El dióxido de azufre
, más conocido bajo el término de sulfitos, tiene estas funciones principales: inhibir o matar las levaduras o las bacterias indeseables y proteger el vino de la oxidación.
Desde el año 2005, la legislación de la Unión Europea impone la mención contiene sulfitos para la mayoría de los vinos.
El texto precisa que en la etiqueta es obligatorio a partir de 10 mg/litro de azufre residual.

IMG_1573En la mayoría de países productores de vino las diferentes legislaciónes le permiten añadir sin embargo hasta 350 mg/litro de sulfitos, con un promedio, en los Estados miembros de la UE, de 200 mg/litro.
Los productores de vinos orgánicos en cambio siguen unas reglas especiales, que le permiten añadir un máximo de 100 mg/litro.
Este es un factor muy importante para la preservación de la salud del consumidor, debido a que un alto consumo de sulfitos (que también están contenidos en otros alimentos, tales como mermelada, frutas en conservas, jugos, embutidos, pescados y crustáceos, etc.), es responsable de algunas dolencias como náuseas y dolor de cabeza.
En las personas con intolerancia también pueden causar problemas graves de salud.

bg_casablancaLa Organización Mundial de la Salud, acerca de los sulfitos, indica que la dosis diaria máxima que se puede tomar sin alguna consecuencia es de 0,7 mg. por kilo de peso corporal.
Haciendo el cálculo, una persona sana con un peso de 70 kg. no deberia tomar más de 49 mg. de sulfitos en un día.
La única manera de disfrutar de un buen vino sin las desagradables consecuencias debidas a un exceso de sulfitos, definitivamente es elegir vinos orgánicos de calidad.